5 Posturas de Yoga para principiantes

Si usted está apenas comenzando Yoga en casa o en el estudio, entonces este artículo le ayudará! Propongo 5 posturas de yoga para principiantes!

Como he dicho antes, practicar Yoga no es insignificante y existe el riesgo de lesiones! Idealmente, usted debe comenzar a practicar con un profesor calificado y competente con quien se sienta cómodo. Un gran profesor de yoga, en resumen!

Pero si usted vive en un área remota, trabaja arduamente o tiene medios financieros muy modestos, entonces puede ser difícil practicar Yoga al matricularse en clases.

Si te reconoces en las situaciones que he descrito anteriormente, ¡entonces este artículo realmente te corresponderá! Les propongo una sesión de Yoga accesible a los principiantes que les permitirá descubrir esta práctica con total seguridad. Practica en plena conciencia de tu cuerpo y tus sensaciones. Nunca fuerces, escúchate y respeta tus posibilidades y límites.

Durante toda la práctica, piense en respirar!

Esta sesión se ofrece sólo a título informativo. Está dirigido a personas en buen estado físico, sin preocupaciones de salud. Si tiene alguna duda, le recomiendo encarecidamente que solicite consejo médico.

Descubre las 5 posturas de la sesión (duración: 30 minutos aproximadamente)

  1. ESTIRAMIENTO DE GATO

CÓMO PRACTICAR?

  •  Siéntate en 4 patas, extiende tus dedos como los rayos del sol.
  •  Luego inhale, hunda la parte baja de la espalda, levante la cabeza y saque el esternón.
  • Exhale, alrededor de la espalda, incline el guisante del cuerpo hacia los talones, afloje el cuello.
  • Repita este movimiento 5 veces, siguiendo el ritmo de su respiración.
  • Compruebe que sus rodillas estén cómodamente asentadas durante este estiramiento. Si es necesario, doble una manta y colóquela debajo de las rodillas.
  • Luego, colóquese en la postura del niño (vea abajo) para recuperarse.

MI PEQUEÑO CONSEJO

Si usted se siente cómodo en uno de los dos movimientos (ya sea la espalda hueca o la redondeada), no dude en quedarse un poco más tiempo.

LOS BENEFICIOS DE LA POSTURA

  •  Estira y relaja toda la columna vertebral de arriba a abajo, especialmente en la región lumbar, a menudo propensa a la tensión o al dolor.
  •  Masajea y estimula los órganos intestinales como los riñones y las glándulas suprarrenales.
  1. LA POSTURA DEL NIÑO

  • – Desde una postura de cuatro patas, ven y ponte las nalgas en los talones.
  • – Luego alargue los brazos delante de usted y suelte la frente en el suelo.
  • – Puede cambiar el espaciamiento de la rodilla para que sea lo más cómodo posible.
  • – Si su cabeza no toca la alfombra fácilmente o si sus nalgas están lejos de sus talones, no dude en insertar una manta para mayor comodidad.
  • – Tome 5 respiraciones largas mientras se asegura de soltar completamente.

LOS BENEFICIOS DE LA POSTURA

  • – Calma la mente
  • – Alivia la tensión en la parte baja de la espalda, hombros y cuello.
  1. CON LA CABEZA BAJA, LAS RODILLAS DOBLADAS.

CÓMO PRACTICAR?

  • Reemplácese en 4 patas y asegúrese de que los dedos de sus manos estén repartidos por toda la superficie. Presione firmemente el área entre los dedos pulgar e índice (el pequeño arco de un círculo) para proteger sus muñecas.
  • Retraiga los dedos de los pies hacia el suelo y en la próxima exhalación, empuje los brazos y las piernas para formar una pirámide. Tus manos y pies son los pies de la pirámide, mientras que tu pelvis forma la parte superior de la pirámide. Su cuerpo toma la forma de una “V” invertida.
  • Estire los brazos, libere completamente el peso de la cabeza hasta el suelo.
  • Pedalea alternadamente un talón y el otro, como si estuvieras en bicicleta. Luego estabilice la postura manteniendo las rodillas bien dobladas.
  • Asegúrese de que el estiramiento sea apropiado para usted y que no se estire demasiado en la columna vertebral y los tendones isquiotibiales (músculos largos en la parte posterior de las piernas)
  • Tome 3 respiraciones profundas en la postura, si es posible usando respiración Ujjayi, luego libere suavemente para regresar a las 4 piernas.
  • Colóquese en las posturas del niño por unos momentos para relajarse.

LOS BENEFICIOS DE LA POSTURA

  • – Suaviza los músculos del tendón de la corva y la columna vertebral
  • – Fortalece y abre la caja torácica
  • – Refuerza y abre los hombros
  1. POSTURA DE PIERNAS EN LA PARED

COLOQUE SU ALFOMBRA PARALELA A UNA PARED Y PEGADA A ELLA

  • – Acuéstese boca arriba con las rodillas levantadas hacia el pecho, justo enfrente de la pared, lo más cerca posible de ella.
  • – Luego, mueva las piernas hacia arriba y estabilice su postura.
  • – Relájate y relaja tus hombros. Si es necesario, no dude en colocar una manta debajo de ellos para apoyarlos.
  • – No trates de estirar las piernas absolutamente, no buscamos flexibilidad en esta postura.
  • – Libere las manos a lo largo del cuerpo o en el vientre.
  • – Tomar entre 5 y 10 respiraciones, dependiendo de sus sensaciones
  • – Para volver de la postura, tómese todo su tiempo. Comience trayendo las rodillas de nuevo a su pecho colocando los pies flexionados contra la pared. Quédate aquí unos momentos. A continuación, cambie a un lado y acuéstese durante unos momentos.
  • – Muy lentamente, empiece a enderezarse y acuéstese boca arriba en la alfombra, a lo largo.
  1. RELAJACIÓN FINAL

No dude en cubrirse con un chal o una manta y ponerse los calcetines de nuevo para mantener el calor! El cuerpo tiende a enfriarse muy rápidamente tan pronto como está quieto!

  • – Una vez acostado boca arriba, no dude en moverse un poco al principio hasta que encuentre una postura cómoda.
  • – Cierre los ojos y relaje cada parte del cuerpo una tras otra, desde la parte superior de la cabeza hasta la punta de los dedos de los pies. Deje que la parte posterior de su espalda pesa un poco más en la alfombra. Relájate completamente, aquí y ahora.
  • – Permanezca en la postura durante unos diez minutos
  • – Para regresar, mueva lentamente los dedos de los pies, los dedos y la cabeza a cada lado. No dude en estirar los brazos detrás de la cabeza hasta que bostece.
  • – Luego, si lo desea, doble las rodillas hacia el pecho y acuéstese de lado durante unos momentos. Tome otro momento de calma y serenidad en su día.
  • – Luego, lentamente, sin abrir los ojos de nuevo, empiece a enderezarse y vuelva hacia el frente de la alfombra.
  • – Encuentre una postura cómoda para sentarse con las piernas cruzadas. Respira un poco, ahí.
  • – Luego, inclina suavemente tu barbilla hacia el suelo, y con un parpadeo, ven y vuelve a abrir tus ojos y endereza tu cabeza para el final de tu práctica!

La relajación final permite integrar todos los beneficios de la práctica y desarrollar el cuerpo y la memoria mental. Este es el momento más importante de su sesión, así que no se apiade!

¡Ahí lo tienes, has terminado!

Puede practicar esta sesión tantas veces como desee, a cualquier hora del día.

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply