Conoce la importancia de la saliva para tu salud

No esta demás hablar largo y tendido sobre los beneficios para la salud dental de acciones tales como un correcto aseo, una visita periódica al consultorio dental, etcétera, pero hasta ahora no habíamos mencionado para nada los beneficios que está aportando la saliva para nuestra salud oral y, además, para la salud en general del cuerpo.

Concebir una boca sin saliva, es casi imposible, pero puede existir, por la toma de determinados medicamentos sobre todo. Lo normal es que una boca salive, si no entonces existe un problema agregar.

¿Qué es la saliva?

La saliva es un fluido del cuerpo que está con nosotros desde nuestro nacimiento, sin embargo desgraciadamente no le prestamos la atención suficiente. Lo vemos como algo asqueroso y repelente, que lo es; pero que nadie le quite sus bondades, que son muchísimas. El 99% del líquido que compone la saliva es agua, sólo un 1% está formado por moléculas tanto inorgánicas, como orgánicas; además presenta iones de sodio, cloruro, fosfatos, potasio, bicarbonatos, elementos que son relevantes para nuestro cuerpo.

Se estima que generamos al día en torno a los dos litros de saliva. Hay que decir que todavía los científicos están estudiando todos los beneficios que nos puede aportar, pero por el momento se sabe con certeza absoluta que ayuda y regula mucha de las funcionalidades vitales de nuestro organismo.

¿Qué beneficios tiene la saliva?

La saliva neutraliza los ácidos. Los elementos como el fosfato o los bicarbonatos neutralizan la acidez de determinados alimentos que consumimos, evitando en gran medida la corrosión.

Además lubrifica la comida, la textura viscosa de la saliva permite la lubrificación de los alimentos cuando se constituyen en el bolo alimenticio.

En cuanto el sentido del gusto, la saliva es muy importante, porque permite saborear los alimentos y distinguir dulces, de salados y de agrios. Influye mucho su sola presencia en las papilas gustativas. De esta manera, el líquido viscoso de la saliva puede ayudar sobremanera al transporte y la penetración de todo aquello que comemos.

Se elimina el exceso de las bacterias, la mayoría de las mismas sólo pueden sobrevivir en la cavidad oral, si consiguen agarrarse junto la boca, además, si no se traga.

Sin la saliva, sería imposible entender el habla como lo entendemos. Ayuda a humedecer las membranas mucosas del tracto digestivo, para de esta forma ayudar a la expresividad.

Si el paciente tiene una sensación de resequedad en la boca, o se produce demasiada saliva, esto puede deberse a muchas enfermedades, lo más recomendable ante estas situaciones, es asistir a un médico que sea cualificado para evaluar esta situación.

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply