¿Cómo evitar los calambres?

Los calambres no son exclusivos de jugadores de fútbol o de corredores, de hecho, aun una persona que no es atleta puede sufrir crisis de calambres. Y decimos crisis, porque pueden ocurrir varias veces durante un período de tiempo, siendo que normalmente no pasan de un minuto. Sin embargo, este minuto puede durar una eternidad para quien siente el dolor, y puede llevar a otros perjuicios. Vamos a entender los factores que causan la aparición de calambres y lo que puedes hacer para evitarlos.

¿Qué son los calambres?

Los calambres son contracciones involuntarias de uno o más músculos que se manifiestan como espasmos y causan un fuerte dolor. Común en los miembros inferiores, los calambres afectan principalmente a la musculatura estriada de las piernas. Sus crisis pueden ocurrir durante los ejercicios o actividades físicas, en reposo o durante el sueño.

Los calambres pueden ocurrir por diversos motivos como la fatiga de los músculos (más común), poca hidratación, cambio brusco de temperatura (choque térmico), además de cuestiones metabólicas. No hay medicamentos o algún tipo de tratamiento contra calambres y para prevenir es necesario seguir algunas recomendaciones:

Consume alimentos ricos en proteínas para fortalecer la musculatura.

Mantén tu cuerpo siempre hidratado.

Nunca realices actividades físicas en completo ayuno.

Como los calambres ocurren principalmente en los miembros inferiores, es interesante estar reforzando la musculatura de las piernas y siempre hacer el trabajo de recuperación de los músculos.

Importancia del alargamiento de los ejercicios físicos

A pesar de que no sigas el fútbol, ya debes haber visto partidos en los que un jugador no tiene tiempo de calentar y acaba entrando en “frío” en el campo. Esto simplemente quiere decir que no ha tenido tiempo para hacer los debidos estiramientos antes de jugar. Y, de esta manera, está más sujeto a sentir calambres o dolor durante y después del partido. Y si para un atleta profesional ya es complicado, imagínate para los que son aficionados o están parados desde hace algún tiempo.

Es necesario reforzar la importancia de alargar siempre que vas a realizar una actividad física, especialmente en los días o las horas en que la temperatura es más baja. Este cambio o choque térmico sentido por el cuerpo es con certeza uno de los principales factores causantes de la aparición de calambres. Incluso, en las noches de baja temperatura, se sugiere dormir con medias para evitar los espasmos durante el sueño.

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply